La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Exit through the gift shop (2010)

– ¿Qué?: Documental que hace un recorrido del auge del arte urbano gracias a las grabaciones de Thierry Guetta, un francés afincado en Los Ángeles que, con su cámara de video, se dedicaba a capturar absolutamente todas las imágenes que pudiera. Su pasión por el arte urbano le llevara a conocer a las más importantes personalidades de este movimiento, llegando a su máximo representante, Banksy, artista que nunca se ha mostrado en público, y que dejo que Guetta fuera el primero que filmara, aunque sin mostrar su rostro ni su autentica voz. La pasión de Guetta le llevara a convertirse el mismo en uno de eso artistas, siendo reconocido mundialmente…

– ¿Cuándo?: Ayer por la noche, en el preestreno.

– ¿Dónde?: En los Cines Luna (que no sabía ni que volvían a estar abiertos, y como si no lo estuvieran, porque por dentro están bastante restaurados, pero por fuera están bastante dejados)

– ¿Por qué?: No soy muy de documentales, lo reconozco, no suelen ser mi primera opción para ver, pero me surgió la oportunidad de ir al preestreno de esta película, y quise aprovecharla. Gracias a Avalon, la distribuidora de la película, por ofrecer invitaciones dobles, ya que me descubrió una de las grandes sorpresas de la temporada, que de otra manera probablemente no hubiese visto.

– Merece la pena porque… es uno de los mejores y más divertidos y entretenidos documentales que he visto. Es la primera vez en mi vida que comento un documental, así que perdonadme si lo hago muy mal. Pudo recordarme, por su capacidad de enganchar al espectador, a los del tipo de Michael Moore, pero sin todo ese discurso político de fondo, lo cual no quiere decir que no tenga profundidad ni analice temas importantes. “Exit through the gift shop” es un documental que trata sobre el arte, y sobre las personas que lo crean. También propone que todo el mundo puede ser artista, algo por un lado positivo, aunque también negativo, ya que puede apoyar la opinión de los detractores del arte contemporáneo de que es poco exclusivo y original. Si todos podemos ser artistas, ¿no banaliza eso un poco el sentido histórico del “arte” tal y como lo conocemos? El británico Banksy, que es el artista urbano más famoso y valorado, cuyas obras se adquieren a precios desorbitados, es el “director” de esta película, que en un principio puede parecer un homenaje a un compañero de profesión al que admira, pero que al final hace que uno se replantee esta idea: ¿no será una crítica a la degradación del arte desde el momento en que cualquiera puede practicarlo? Más bien es eso. Y que este análisis este hecho desde dentro, es decir, que lo haga el propio artista, es muy importante, ya que se hace desde el conocimiento, el respeto y la profunda reflexión. Es muy fácil criticar el arte contemporáneo para alguien que no lo entiende, lo difícil es opinar de forma acertada sobre algo que nos toca por dentro. Desde el principio, Banksy se presenta con ese halo de misterio que le rodea siempre, con capucha, el rostro en sombras y la voz distorsionada. Y así, comienza narrarnos la alocada vida del autentico inspirador de todo este proyecto, Thierry Guetta, conocido en la actualidad como el artista urbano Mr. Brainwash.

Narrada por la fantástica voz de Rhys Ifans (actor que me encanta), la película está contada de manera ágil, y las imágenes, grabadas por el propio Guetta y acompañadas perfectamente por la música de Geoff Barrows y Roni Size, transmiten una constante inmediatez y cercanía, ya que no están pensadas como una película, sino que son, simple y llanamente, la vida real, algo que podría grabar cualquiera que tuviera una cámara. Según nos muestra el propio Banksy, digamos que Guetta no tenía el don de la dirección cinematográfica, y por eso decidió ser el mismo el que realizara la película. No es, de esta manera, un documental cien por cien profesional, ni mucho menos, y sin duda sus defectos técnicos serán más que evidentes para los ojos más expertos. Pero lo compensa sobradamente con su frescura y su constante sentido del humor, que no busca los chistes fáciles y las bromas forzadas, sino que es la autentica personalidad carismática de los dos “protagonistas”, la sinceridad y simpleza de Guetta, y la ironía de Banksy, lo que provoca la carcajadas constantes del público. Porque si, ni me acuerdo de cuándo fue la última vez que me reí tantísimo en una sala de cine. La primera parte es todo un recorrido a la historia del grafiti y del arte urbano del siglo XXI en general, pasando por nombres tan destacados como Space Invader o Shepard Fairey, hasta llegar a Banksy, de quien se nos hace una presentación y se nos muestran algunas de sus actividades y performance de antes y después de conocer a Guetta (especialmente impresionante en la del muñeco hinchable vestido como un preso de Guantánamo en Disneylandia). La segunda parte comienza con la exposición que Banksy hizo en Los Ángeles en el 2006, titulada “Barely legal”, que obtuvo un rotundo éxito de público y le hizo pasar de ser poco más que un delincuente con mucho talento, a un artista consagrado, y Thierry Guetta comienza a seguir sus pasos. Es entonces cuando aparece otro de los temas fundamentales de la película: ¿se ha vendido el arte urbano y callejero? Antes, eran actos subversivos y clandestinos, y además ilegales, que constituían la máxima expresión de la democratización del arte. El arte es de todos, y todo el mundo puede acceder a él. El arte sale de los museos y las galerías y se inserta en la calle, con obras efímeras de significado profundo. Pero ahora, resulta que los coleccionistas y los museos compran estas obras por millones, como ya se hacía y se hace con el arte elitista que precisamente ellos querían criticar. Y ya lo máximo son artistas, como el propio Guetta-Mr. Brainwash, que directamente hacen este tipo de arte para exponerlo en las galerías y venderlo al mayor precio posible. Guetta no tiene un sentido espiritual ni personal del arte, solo comercial. No podemos criticarle, no es una artista de vocación, sino que hace lo que ha aprendido. De hecho, Banksy no parece criticar duramente el tema, sino más o menos asumirlo. Es lo que hay, por mucho que lo queramos negar, el arte, ya sea en el siglo XVI o en el XXI (quizás incluso más en el XXI, por el mundo material y consumista en el que vivimos) siempre va a ser un producto comercial. Como el cine. Y en este sentido, con “Exit trough the gift shop”, Banksy ha conseguido una gran obra de arte.

– El momento: Absolutamente toda la película merece la pena, pero creo que cuando más me reí (yo, y todo el mundo), fue cuando se muestran las imágenes de la espantosa película original de Guetta, y los comentarios que hacer Banksy sobre ella. Que grande.

– La frase: I don’t know how to play chess, but to me, life is like a game of chess.

– Conclusión: siempre esta bien ver y descubrir un tipo de cine distinto al que uno esta acostumbrado a ver, mas si sorprende de manera tan positiva como me ha pasado a mi. Esta película, por encima de todo, me ha recordado por que soy historiadora del arte y por que me encanta lo que hago. Yo estudie en la carrera arte del siglo XX y arte marginal, y dentro de ello, el grafiti y el arte urbano, y por eso ya de por si el tema me entusiasmo. Creo que esta película debería ser de visión IMPRESCINDIBLE para cualquier historiador del arte, especialmente aquellos que se centren más en arte contemporáneo. Ojala mi gran profesor Juan Antonio Ramírez siguiese vivo para poder verla, le habría entusiasmado y seguro que la pondría en sus clases. Sin embargo, y aunque parezca un producto friki destinado a una minoría, que no se engañe nadie, es igualmente recomendable para absolutamente todo el mundo, ya que pasaran un rato genial, se reirán, y además, descubrirán algunos de los entresijos de la creación y el comercio del arte contemporáneo, que creo que siempre es interesante. No sé qué posibilidades tendrá la gente de verla, porque si en Madrid solo la ponen en dos cines, en el resto de España me imagino que será peor. Pero en todo caso, si tenéis oportunidad, no os la perdáis, que no os eche para atrás el que sea un documental. Es de lo mejorcito que se ha estrenado este año sin duda.

Anuncios

Un comentario el “Exit through the gift shop (2010)

  1. Alberto Q.
    9 octubre, 2010

    Estupendo análisis del filme para quien no lo haya visto.
    Gracias por asistir!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 octubre, 2010 por en Cine documental y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: