La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

El origen del planeta de los simios (Rise of the planet of the Apes, 2011)

  – ¿Qué?: Precuela de la famosa película distópica de 1968, que explica cómo es que los monos pueden llegar a hacerse con el control de la tierra. La acción se sitúa en el San Francisco de nuestros días, donde Will, un científico con gran futuro, está intentando encontrar una cura para el Alzheimer, enfermedad que tiene su propio padre. Para perfeccionarla, experimenta con simios, a los cuales les da una inteligencia cercana a la humana. Uno de los simios con los que Will está experimentando muere, dejando un bebé simio que hereda genéticamente la inteligencia de su madre. Will se hará cargo de él, como si fuera su padre, y le enseñará para que desarrolle sus capacidades…

-¿Cuándo?: Ayer a las 18 horas

-¿Dónde?: en los Cines Yelmo Ideal

-¿Por qué?: Pues no pensaba verla, aunque me encante “El planeta de los simios”, pero después de que me la recomendaran mucho, me entraron bastantes ganas y me animé.

– Merece la pena porque… personalmente, es la película con la que más he disfrutado en cine en AÑOS. Y es que me metí completamente en la historia, y, por momentos, me sentí como una niña pequeña otra vez. “El origen del planeta de los simios” sería algo así como la “Jurassic Park” (1993) de la nueva generación. Sí, es un blockbuster, una película de puro entretenimiento (no hay que buscarle más fondo), pero es una muy buena película de entretenimiento, una espectacular aventura estupendamente bien hecha. El director inglés Rupert Wyatt, con una trayectoria anterior muy poco relevante, hace un trabajo en la mayoría de las ocasiones muy correcto, pero que tiene planos contrapicados muy interesantes, o momentos de una agilidad y a la vez elegancia de cámara envidiables, como los del puente de San Francisco. Wyatt sigue a los monos a toda velocidad con la cámara, tanto que a veces casi nos pone en su piel, con lo que le da a esos momentos una velocidad y ritmo trepidantes, cargados de emoción. A esto acompañan los extraordinarios efectos visuales, creados por la productora de Peter Jackson, Weta Digital, con unos monos digitales que son lo único en lo que esta película supera a la original (vale que estaban en el 68 y no había las técnicas de ahora, pero esos disfraces de mono, aunque sean parte de su encanto, me dan mucha risa, no lo puedo evitar). Los monos están insertados en el espacio de manera asombrosamente realista, aunque sí, se nota que no están allí de verdad, y se aprecia la diferencia entre los que es real y lo que no. Pero, dentro de las posibilidades del CGI, creo que en esta película se ha hecho lo mejor que se puede hacer. La fotografía también es de premio, mientras que la banda sonora de Patrick Doyle (compositor que normalmente me convence mucho), es más floja de lo que hubiese sido deseable. Doyle este año ha hecho un trabajo bastante mejor en “Thor”.

El guión es completamente simple, y el argumento lo hemos visto mil veces. Se trata de aleccionar un poco al espectador, pero la crítica es muy light, del tipo “hay que portarse bien con los animalitos y cuidar la naturaleza”. Tampoco las explicaciones científicas tienen mayor complicación. Y es que está absolutamente pensada para todos los públicos, tanto que a veces me parecía estar viendo una (buena) peli de Disney. Eso sí, la historia no será original, pero está muy bien desarrollada, es completamente cerrada y no deja ningún cabo suelto, y por eso se muy bien a pesar de no contar nada nuevo. También es muy de agradecer que nos ahorre esos chistes fáciles (e insufribles) que tanto se llevan últimamente en producciones de este tipo, y que los momentos emotivos no estén alargados innecesariamente, ni se pasen de lacrimógenos. De hecho, incluso diría que la película es algo fría en momentos que no tendría que serlo. Pero lo más reprochable del guión sin duda es la descripción y evolución de los personajes (humanos), absolutamente planos y sin ningún desarrollo, pasan los años y ellos siguen igual, como si el tiempo no hubiese pasado. Por último, muy curiosas y divertidas son las continuas referencias a la película original (la cual recomiendo ver o revisionar antes que esta, porque si no te pierdes la mitad de la gracia de la película).

En el plano actoral, la película tiene su mayor baza en Andy Serkis, que otra vez vuelve a ponerle movimiento a un personaje creado por ordenador, como ya hizo con King Kong en la versión de 2005, y con Gollum en “El señor de los anillos”. Y al igual que pasaba con este último, consigue que un personaje “no humano” sea el más carismático de la película. César, el simio que lidera la revolución, es todo un prodigio de expresividad, y nos regala las mejores secuencias. Su desarrollo es estupendo, y el espectador se siente totalmente identificado con él. Debería convertirse en uno de los personajes míticos de la Historia del Cine desde ya. Frente a él, los personajes humanos son meros arquetipos que se pasean por la película sin más. James Franco (al que ya siempre identificaré como el colgado de los Oscar), interpreta a Will, el protagonista, y sí, es muy guapo, pero hace poco más que poner cara cada vez más de colgado según avanza la película. En serio, este chico debería dejar de colocarse, es un gran actor que puede echar su futuro por la borda. Aunque aquí la culpa no es entera suya, es que con el papel que tiene tampoco podía hacer mucho más. Un defecto que le encuentro a la película es que este personaje no esté más desarrollado, especialmente en el tramo final de la película, en el que tanto daría que no estuviera, para hacer frente a un personaje tan fuerte como el de César. Si James Franco ya hace poco, lo de Freida Pinto sí que es de risa. Sí, como dice un amigo mío, es un ángel, pero no hace absolutamente nada, su personaje no sirve ni para añadir la típica subtrama romántica, ya que esta es mínima, la película sería exactamente la misma sin ella. Un poco mejor está John Litghow como el padre con Alzheimer de Will, quizás el papel humano más complejo, aunque su representación de la enfermedad también es muy esquemática. Tom Felton (aka. Draco Malfoy) está también bastante convincente, aunque su papel no pase de ser malo malísimo sin matices. Pero total, si aquí los que realmente importan son los simios, y lo que hagan más o menos los humanos, no tiene excesiva importancia.

– El momento: está película tiene uno de los grandes momentazos de la Historia del Cine de los últimos años, un momento épico de esos que ponen los pelos de punta y dan ganas de aplaudir (de hecho, yo lo hice), pero no quiero contar mucho de él para no estropearlo, por qué es de verdad muy muy grande. Baste decir que es cuando César se convierte, por derecho propio, en el líder de los simios, y comienza de verdad la revolución.

 – La frase: “Take your stinking paws off me, you damn dirty ape!” (…y lo que sigue. No es una frase original de la película, pero será por siempre una de las grandes frases del cine)

 – Conclusión: Por supuesto “El origen del planeta de los simios” no es la mejor película de este año (aunque por poco, porque este año está siendo realmente mediocre, como hacía muchos años que no), y no se le acerca ni a la suela del zapato a la original “El planeta de los simios” (Planet of the apes), muchísimo más arriesgada y revolucionaria para su época. Pero sin duda, de todas las palomiteras y de (supuesto) entretenimiento (porque la mayoría eran un coñazo) que se han estrenado este año, sí que es la mejor (y eso que se ha estrenado también la última de Harry Potter). ¿Por qué? Creo que es precisamente por su falta de pretensiones, es una película que te da lo que esperas, entretenimiento, disfrute, emoción, sin pretender ser más de lo que es, en ningún momento quiere ser más enrevesada o profunda de lo que es, por lo que uno se queda completamente satisfecho. No es la original, vale, pero es que, a pesar de sus numerosos homenajes a la misma, nunca quiere serlo. Y al final lo que queda es una película estupendamente bien hecha, entretenidísima de principio a fin, y que además, te devuelve la ilusión y la emoción perdidas de las películas de la niñez. Y con una épica que ya se echaba mucho de menos. Que ya es muchísimo. Y además, que como decíamos ayer, uno también se cansa de ver siempre cine friki.

Anuncios

3 comentarios el “El origen del planeta de los simios (Rise of the planet of the Apes, 2011)

  1. Vertov
    23 agosto, 2011

    Veo que nos hemos juntado todos los blogueros críticos de cine en el Facebook de Rubén. Me estaba planteando ver esta peli pero irremisiblemente me ha pillado el estreno de “Super 8”. Aprovecharé para verla muy en breve, pues no hago más que leer buenas críticas (Si bien todo el mundo se encarga de recalcar que tampoco es una obra maestra, sino siemplemente entretenida). Seguiré pendiente de tu blog y te animo a que te pases por el mío.

    Saludos!

  2. lapeliculadelasemana
    24 agosto, 2011

    Hola! Si es que el Facebook es muy útil jejejejeje. Yo te recomiendo mucho la película, cierto que no es una obra maestra pero se disfruta a lo grande, merece mucho la pena.

    ¿Qué le pasa a todo el mundo con “Super 8”? No me atrae nada, será, supongo, porque no siento especial nostalgia del cine ochentero (a pesar de haber nacido en esa década). Por lo que leo en tu blog, te ha gustado, me alegro! Pero no te pierdas tampoco a los simios!jejejejeje

    Me alegrará mucho que visites el blog, yo haré lo mismo con el tuyo! Gracias y un saludo!

  3. Daimesa - Tiendas Muebles
    30 noviembre, 2011

    Durante la primera mitad del metraje la peli es muy interesante (rollito cinentífico y tal). Pero poco a poco se va conviertiendo en un mero homenaje al 3D, en un alarde de artificios y acción.
    Explica cómo los simios alcanzan una inteligencia equiparable a la humana, pero eché en falta un poco de explicación, de detenimiento en el exterminio de los hombres.
    Tal vez haya segunda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: