La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Guerra Mundial Z (World War Z, 2013)

Guerra_mundial_Z-150505659-large  – ¿Qué?: Gerry Lane, un investigador de la ONU que, tras haber pasado por toda serie de situaciones de riesgo, se ha retirado para cuidar de su familia, se verá envuelto en la peor catástrofe a la que ha tenido que enfrentarse: un virus se está extendiendo a velocidad alarmante, convirtiendo a los humanos en zombis, lo que está acabando con la población mundial. La única salida que se le dará a Gerry para salvar a la humanidad es salir a buscar el origen del virus, para lograr combatirlo…

– ¿Cuándo?: Esta mañana

– ¿Dónde?: En la Sala Paramount.

– ¿Por qué?: Sinceramente, me atraía más bien poco al principio, pero tras las buenas impresiones que me transmitieron mis compañeros tras verla en anteriores pases, me empezó a apetecer echarle un ojo. Un suenan Muse, qué más quieres.

– Merece la pena porque… es un blockbuster serio, y que se toma en serio. Que una película sea un entretenimiento palomitero sin más trasfondo no excluye para que sea un producto digno y saludable de ver para el espectador medio un poquito más exigente. La película está basada libremente en detalles de las novelas de Max Brooks, tanto en la que la nombre como en la anterior del escritor, “Zombi-Guía de supervivencia”. En la novela de “Guerra Mundial Z” se hace un recorrido a una hipotética guerra entre humanos y zombis, a través de entrevistas a los supervivientes de la misma al acabar. La película, sin embargo, pasa muy de puntillas por encima de la profundidad de la novela, y nos cuenta solamente la punta del iceberg de la historia, los acontecimientos que dieron lugar al inicio de la guerra. Ni siquiera se plantea una adaptación cercana a la fidelidad del libro, primero porque sería muy complicado, y porque en ese caso se trataría más de algo tipo un falso documental, cosa que, por otro lado, podría dar un resultado interesantísimo. Pero “Guerra Mundial Z”, no quiere eso, va a lo que va, y no engaña en cuanto a sus intenciones: es un dinámico entrenamiento cargado de acción, con momentos espectaculares muy bien rodados por Marc Foster, quien demuestra que, aunque el paso a este género no le salió demasiado bien en “Quantum of Solace” (2008), puede salir airoso de una película tan sobria como “Descubriendo Nunca Jamás” (Finding Neverland, 2004), como de una guerra zombie rodada a veces casi como video reportaje, pero en la que lo que realmente importa es el lucimiento, las grandes vistas aéreas, los efectos visuales último modelo… Ambición técnica que se contagia también a la banda sonora, de doble autoría: los muy eficaces temas originales de Marco Beltrami, adecuadamente catastróficos (no en el mal sentido), pero destacando por encima de ellos todas las variaciones del que es el leitmotiv de la película, la magistral “The 2nd Law: Isolated System” del Muse, cuyas canciones, de carácter marcadamente distópico y pos apocalíptico, entroncan a la perfección con el espíritu de la película. Además, si os quedáis a los créditos finales, podréis oír una versión instrumental de otra canción del grupo, “Follow me”.

La película es muy amena a pesar de que su estructura en demasiado repetitiva: Brad Pitt está en un sitio, y le atacan los zombies, se va a otro sitio, y le atacan los zombies, se va a la otra parte del mundo, y le atacan los zombies… Un ciclo sin fin que, sin embargo, logra que no decaiga la atención, quizás precisamente por la que comentábamos que es su mayor virtud, la de actuar con seriedad, casi con realismo (dentro de que hablamos de zombis), respetando el tema que toca, no con un falso aire de trascendencia, pero sí ahorrándonos los típicos momentos y frases supuestamente cómicos que suelen ser la marca en este tipo de producciones. Lástima que para una vez que nos encontramos algo así, se desaproveche el profundizar en ciertos temas, ya que parece que nos va a hablar la escasez de medios naturales, o la super ocupación de los refugios de los humanos, como el barco al que trasladan al protagonista y su familia, pero finalmente son cuestiones que se plantean pero nunca se vuelven a sacar. Más allá del tema de Israel y el muro que construye para aislarse del ataque, que no llega a quedar claro si es una crítica sutil a la situación actual del país, o todo lo contrario, la película no traspasa la barrera thriller familiar de acción y, en menor medida, terror más o menos ambiental  (aunque no puede evitar caer en algún que otro susto tonto que, acrecentados por los excepcionales efectos de sonido, pueden provocar algún que otro ataque al corazón).

Un reclamo importante de “Guerra Mundial Z” es sin duda la (omni)presencia de Brad Pitt, que no sólo es el protagonista absoluto (la historia está narrada totalmente desde su punto de vista), sino también productor a través de su compañía Plan B Entertainment, un héroe a la fuerza que resulta creíble precisamente por eso, porque es una persona capacitada para enfrentarse a los zombis, pero debe hacerlo contra su voluntad, dejando sola a su familia Puede ser que esta sea una de las películas en las que el actor me ha parecido más convincente, aunque tampoco es que tenga que hacer una interpretación fuera de lo común. Más allá de Pitt, poco se puede destacar en el reparto, con personajes puramente anecdóticos en la mayoría de los casos, en el que sólo tienen un poco más de presencia Mirielle Enos como la mujer de Brad Pitt y Daniella Kertesz como la joven soldado israelí que le ayuda. En papeles muchísimo más secundarios tendríamos Elyes Gabel, que desataca bastante en su cortísimo papel, o la sorpresa de ver a uno de los mejores actores alemanes actuales, Moritz Bleibtreu. Lástima que no tenga ninguna oportunidad de lucirse medianamente. Quien más ha salido perdiendo es el pobre Matthew Fox, que con los cambios ocurridos ha visto su personaje reducido a la nada (yo personalmente ni le vi).

– El momento: Cualquier escena de acción de los zombis (la de Jerusalén, la del avión…) es impresionante, pero me quedaría con los primeros 15 minutos (desde los créditos iniciales hasta que se marchan de Filadelfia, más o menos), que nos ponen perfectamente en situación, y todo el final en los laboratorios. No sé cómo sería el final original que tuvieron que cambiar, pero el que ha quedado, tan épico, casi diría que chulesco, es prácticamente perfecto.

– La frase:Mother nature is a serial killer, no one’s better or more creative. Like all serial killer she can’t help the urge to wanna get caught, what good were all the brilliant crimes if no one take credits. So she leaves crumbs. Now the hard part, where you spend a decade at school, is seeing the crumbs for the clues they are. Sometimes the thing you thought was the most brutal aspect of the virus turns out to be the chink in its armor. And she loves disguising her weaknesses as strengths. She’s a bitch.”

– Conclusión: me da la impresión de que casi todo lo que rodea a “Guerra Mundial Z” está más orientado a una cuestión comercial que estética (no hay casi sangre para que la gente –de todas las edades- pueda consumir toneladas de palomitas y demás mientras la ve sin peligro de que les pueda resultar asquerosa). Sea como sea, les ha salido bien la jugada. Parece que los sonados problemas que surgieron durante su pre-producción y realización, que obligaron a retrasar su estreno no han hecho otra cosa que conseguir que salga reforzada, no sólo comparada con las bajas expectativas que se podían empezar a tener, sino porque, como película aislada de sus circunstancias, resulta de lo más redonda y satisfactoria, dentro de lo que es, o sea, un divertimento sano, puro y duro, espectacular visual y musicalmente, pero en cuya estructura es mejor no pensar mucho, porque le descubriríamos las lagunas a la legua. Con el desarrollo narrativo justito y necesario, para no complicarles demasiado la vida a los espectadores potenciales, que estamos en verano, y hace demasiado calor, mejor sentarse simplemente a disfrutarla y no darle más vueltas, que es precisamente eso lo que busca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 julio, 2013 por en Cine americano y etiquetada con , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: