La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Arraianos (2012)

arraianos

Tras su recorrido con éxito durante un año por toda una serie de festivales de todo el mundo, empezando por sorprender en Locarno, y obteniendo premios como el de la mejor película en la Sección Nuevas Olas en Sevilla, se produce ahora el estreno multiplataforma, en cines, DVD y online, del segundo largometraje de Eloy Enciso Cachafeiro, Arraianos, una película situada en un pueblo perdido en medio de un bosque misterioso, en la frontera de Galicia con Portugal, en la que se nos mostrará el día a día de sus gentes, mientras se cuestionan su existencia y viven algún que otro hecho extraordinario.

Basada libremente en la obra teatral de corte existencialista y metafísico de 1977 “O bosque”, del dramaturgo Jenaro Marinhas del Valle, que le da a la película las palabras, el idioma y su particular sonido (aspecto especialmente fundamental, evidente en el uso reiterado de canciones populares, convirtiendo a la película casi en la versión más minimalista y simplificada del género musical), Arraianos lleva a su director de vuelta a su tierra natal tras estar mucho tiempo alejado de la misma, y por tanto, se presenta como un regreso a las raíces, al hogar, observándolo desde el punto de vista más sincero, despojado de cualquier tipo de idea preconcebida o corrompida.

frames-locarno04El reflejo de la pieza de Marinhas del Valle se ve en las figuras de esas dos mujeres que filosofan en el bosque como si de Platón y Sócrates se tratarán, casi de manera antinatural, o en las pinceladas de magia casi realista (o todo lo realista que puede ser sin entrar en contradicción), pero Enciso aporta su retrato contemplativo de cariño a los personajes de esta región aislada, a través de la cuidadísima fotografía de Mauro Herce, que destaca y le saca belleza a todos los aspectos y recovecos del pueblo y alrededores, y brilla especialmente en esos frescos de interiores casi propios de Vermeer, como el de la mujer asomada a la ventana que da imagen a la película. Arraianos se trasforma así en un estudio de miradas y silencios, pero en el que también tienen cabida los cantos tradicionales, de lluvia, nieve y fuego, de cuentos (inolvidable la historia de Pitipín), ciertamente sombría en su concepción de la juventud rural, a la que presenta de una manera melancólica, pero también esperanzadora en su visión del nacimiento y la nueva vida, del ciclo de la vida y de la renovación constante.

Fotograma-de-Arraianos-de-Eloy-Enciso

Arraianos presenta un tipo de película completamente alejado de lo convencional y fácil, pero, sin ánimo de quitarle mérito a la valiente propuesta de Enciso, es obvio que este estilo de cine ya no nos resulta tan chocante o sorprendente. Si echamos un vistazo a películas como Nana de Valérie Massadian, El otro día de Ignacio Agüero, o Metamorphosen de Sebastian Mez, vemos que estos trabajos humanistas basados en texturas, en sonidos y en realismo adulterado, y que, aparentemente faltas de narrativa, cuentan y contienen mucho más en su interior de lo que parece, cada vez están haciéndose un hueco más grande en el panorama cinematográfico, no en las salas comerciales, pero sí en los círculos más especializados. Y eso no puede ser otra cosa que un motivo de alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 septiembre, 2013 por en Cine español y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: