La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Una familia de Tokio (Tokyo kazoku -Tokyo Family-, 2013)

Una_familia_de_Tokio-210282829-largeReseña de Mari Carmen Fúnez

Cuando oímos la palabra remake, muchos nos echamos a temblar por la posibilidad de que una de las grandes películas de la historia sea desmembrada y recompuesta por otros ojos que no sean capaces de plasmar los sentimientos y las sensaciones que en su día dejara la original. Pero de vez en cuando, y sólo de vez en cuando, aparece un remake, homenaje, revisitación o como lo queramos llamar, que sin necesariamente superar al original, merece que se hable de él y se le considere por sí mismo sin tener que recurrir a la comparación, odiosa siempre, con aquél. Estamos ante uno de esos casos con Una familia de Tokio, recuperación de la historia que en 1953 llevara al cine Yasujiro Ozu con el título de Cuentos de Tokio, la narración de la visita de una pareja de ancianos a sus hijos residentes en la capital nipona. Después de varios años sin verse, la pareja decide viajar hasta Tokio para ver a sus hijos y sus nietos, cada uno de ellos con sus propios problemas con sus parejas, sus trabajos y sus vidas en general, con muy poco tiempo para ocuparse o distraer a sus ancianos  padres. La pareja va recayendo de casa en casa, incluso por separado, sintiéndose un estorbo para sus propios hijos, quienes tratan de autoconvencerse de que mandar a sus padres a un hotel es lo mejor para ellos, y así desprenderse de cualquier cargo de conciencia.

Una_Familia_de_Tokio-7

Yoji Yamada, al igual que hiciera Ozu, plantea una historia universal que ya tenía su razón de ser en 1953 y que sigue vigente en nuestros días. Poco importa si la acción tiene lugar en Japón, donde las costumbres ancestrales parecen tener bastante peso, o que se hubiera situado en cualquier país occidental. De hecho, la misma historia la plasmó Leo McCarey 16 años antes en la magnífica Dejad paso al mañana, ambientada en Estados Unidos. Las tres tienen en común el enfrentamiento entre la tradición y el respeto a los mayores, y la cotidianeidad de la vida moderna, con sus prisas y sus propias preocupaciones. Ni siquiera se recrea en el reproche ni en mostrar a los hijos como malvados sin corazón, porque lo que intenta mostrar Una familia de Tokio es esa diferencia generacional en la que cada edad tiene unas prioridades que se van perdiendo a medida que se crece y se aprecian las cosas más pequeñas pero más importantes de la vida. Probablemente la pareja de ancianos de Una familia de Tokio pudo haber sido una de las parejas que en Cuentos de Tokio mandaba a sus padres a un balneario para no tenerlos en casa “molestando”, una de esas parejas que abandona el pueblo natal para prosperar en la capital de un país en pleno regeneramiento. Mientras en aquella se notaban los rescoldos de la Segunda Guerra Mundial, en Una familia de Tokio el país vuelve a estar inmerso en una crisis venida de occidente agravada con el accidente de Fukushima. Es la vida misma lo que retrata Yamada, que se repite con cada generación y en la que se van dejando atrás valores que con los años se vuelven a recuperar.

Una_Familia_de_Tokio-5

Yamada recupera también la forma de filmar de Ozu, aplicando un ritmo más ágil con las escenas de los hijos, y mucho más sosegado y postrado ante la pareja de ancianos como muestra de respeto, si bien evita saturar de encuadres situando la acción fuera de campo, reservando ésta para momentos muy puntuales e importantes como el desvanecimiento de la anciana en las escaleras de la casa de su hijo. Sí es verdad que aporta una cotidianeidad actual y más dinamismo que su predecesora, pero es precisamente eso lo que la convierte en una película que, a pesar de su universalidad, es coherente con el tiempo en el que está rodada. Sin duda Una familia de Tokio es una de esas pequeñas maravillas que todo el mundo debería poder disfrutar y reflexionar sobre ella.

Anuncios

Un comentario el “Una familia de Tokio (Tokyo kazoku -Tokyo Family-, 2013)

  1. Pingback: Maravillosa familia de Tokio (Kazoku wa tsuraiyo, 2016) | La película del día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 noviembre, 2013 por en Cine japonés y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: