La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru -Like Father, Like Son-, 2013)

De_tal_padre_tal_hijo-778108503-large

Reseña de Miguel Delgado

Un vez completados los visionados en la última edición del Festival de Cannes, y llegada la hora de elucubrar quienes serian finalmente los galardonados, muchas apuesta se inclinaron hacía la película de la que vengo a hablar hoy: De tal padre, tal hijo. ¿Por qué? El nombre de Steven Spielberg sale a la luz de manera inevitable. Él era el presidente del jurado, y dado la temática familiar del film no era de extrañar que fuera elegida por encima de propuestas más arriesgadas. Cierto es que le gustó, ya está preparando el remake americano, o eso es lo que se comenta al menos, aunque finalmente la Palma de Oro fuera para la comentada y polémica La vida de Adèle. Eso no ha parado una carrera exitosa por festivales y el apoyo crítico haya por donde ha pasado. No es de extrañar, nos encontramos ante una cinta con una gran capacidad para agradar a cuantos se acerquen a ella, sin tener que forzar la sensibilidad de la historia, lo que se agradece.

Dirigida por Hirokazu Koreeda, director japonés con un notable prestigio ya a sus espaldas, vuelve a tratar en De tal padre, tal hijo la paternidad, un tema que ya ha tratado en su obra con anterioridad. Esta vez desde un punto de fragilidad entre padres e hijos. Vale la pena no desvelar demasiado de la trama y ver la película lo más inconsciente que se pueda. Podemos decir, eso sí, que nos encontramos ante una historia original, que se desarrolla con una veracidad tan hermosa como dolorosa. Era fácil endulzar, o reducir la sutilidad de sus imágenes, con frases lapidantes, rotundas, pronunciadas por niños, llegando a conclusiones sentenciosas. Nada más lejos de lo que pretende y consigue Koreeda. Todo fluye con facilidad, lo que ayuda al espectador a entrar y sentir la historia de la manera en que se debe.

foto-de-tal-padre-tal-hijo-18-025

Y aunque nos encontramos ante una película de carácter realista, hay que destacar la cuidada puesta en escena. No es uno de esos films que sacrifican la forma en pos de una mayor sensación de desnudez en la historia. El director crea un film sencillo a la vez que hermoso, apreciable por ejemplo, en su cuidada fotografía. El estilo visual asiático, sobre todo el japonés y el surcoreano, han conseguido un equilibro entre la elegancia y la captación de la realidad que cada vez resulta más difícil encontrar en otras cinematografías. También resulta destacable el uso de la músicas usadas en el film, siendo la más importante las “Variaciones Goldberg”. Las imágenes se mueven al suave ritmo de las notas de Bach, con el mismo fragmento que usó Ridley Scott en Hannibal, aunque en ese caso tenía una connotación mucho más siniestra.

Eso sí, estamos en todo caso ante un film convencional. Tal vez demasiado convencional para, por ejemplo, ganar en Cannes, aunque personalmente prefiero un film convencional hecho con mano experta a un vacuo experimento. Aunque si hay un apartado que se deba destacar ese es el reparto de la cinta. Los dos matrimonios protagonistas del film se encuentran perfectamente encarnados por Masaharu Fukuyama y Machiko Ono en un luado, y Lily Franky y Yoko Maki en el otro. Cada uno con una personalidad marcada por sus diferencias sociales, resulta imposible no terminar cogiéndoles cariños a todo, a pesar de a veces actuar de manera más desagradable. También destacan los niños, sobre todo el personaje de Keita, probablemente uno de los niños más monos en la historia del cine reciente, como poco.

DE_TAL_PADRE_TAL_HIJO_13jpg_cmyk

Nos encontramos así ante una magnífica película, capaz de gustar a cualquiera que se acerque a sus imágenes sin sentirse manipulado, algo mucho más difícil de conseguir de lo que parece. Muy recomendable en todos los aspectos, quizás alguien podría echarse atrás al tratarse de un film japonés, lo que sería una grave error. Todo esto hace que interese más bien poco el remake, pero qué le vamos a hacer.

Anuncios

2 comentarios el “De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru -Like Father, Like Son-, 2013)

  1. Pingback: 63º Festival de San Sebastián: Perlas (II) | La película del día

  2. Pingback: Nuestra hermana pequeña (Our little sister -Umimachi diary-, 2015) | La película del día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 28 noviembre, 2013 por en Cine japonés y etiquetada con , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: