La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Nymphomaniac Vol. 1 & 2 (2013)

nymphomaniac-posterReseña de Miguel Delgado

Lo primero de todo, darle las gracias, señor Von Trier. No porque me parezca que haya usted entregado una obra maestra de esas incontestables que merezcan el agradecimiento del público. Pero si por darnos la posibilidad de disfrutar de dos muestras de su cine en tan poco tiempo. Habrá quien vea en esta decisión un timo, un “sacacuartos” para el espectador, pero yo no pude sentir más que alegría al salir del cine de la primera parte de su nueva obra, pensando que en un mes podría sentarme en la butaca de nuevo a disfrutar de su cine. ¿A quién no le gustaría ver el mes que viene una nueva película de los hermanos Coen o de Scorsese? Pues eso. Otra cosa es su nueva película, esa odisea sexual (que poco tiene de pornográfica) de cinco horas convertidas en cuatro para su exhibición en cines comerciales, cortada en 110 y 130 minutos por parte respectivamente. Una obra con numerosos matices y finalmente, unos cuantos (e importantes) defectos.

Vamos por partes. Lo primero, decirle que no quiero imaginar qué clase de porno ve usted, señor Von Trier, si ha querido hacer una película de esa índole. Por lo menos en esta versión recortada (como nos avisa un cartel antes de ambos volúmenes), la excitación que pueda provocar en el público resulta prácticamente inexistente. Aún en la primera parte podía poseer algún momento que quien sabe si en su versión extendida podría provocar algún que otro calentón, pero en el resto de esta mitad y todo el sexo de la segunda resulta, me atrevería a decir, desagradable. No me extrañaría viendo sus precedentes, que haya entregado esta película para incomodar al espectador, con su molesta “sexualidad”. Conmigo no lo consiguió, pero no se preocupe. No voy a juzgar el filme respecto a eso. Antes de poder seguir habiendo aclarado este tema, decir que si veis la versión dividida de dos al menos, no encontrareis nada que no se vea en La vida de Adele, ni en El lobo de Wall Street, quizás algún genital más explicito, pero poco más.

nymphomaniac-volumen-1-3

Así pues, pasando ya de la polémica con la que tan sabiamente se ha vendido la película, vamos a entrar en materia. Seligman encuentra en un callejón a Joe semiinconsciente. La recoge y la lleva a su casa para que se recupere, y una vez allí, ella le contará la historia de su vida, que estará contada por capítulos claramente diferenciados,  cinco en la volumen uno y tres en el dos. Una estructura que ya viene desarrollando en sus dos películas anteriores, las devastadoras Anticristo (2009) y Melancolía (2011), formando con esta nueva obra una “trilogía de la depresión”, que también se puede considerar estéticamente la cumbre de su carrera. Su uso de la fotografía, en el caso de Nymphomaniac, algo menos estilizada pero de igual hermosura, ha alcanzado un nivel de maestro. No se le suba a la cabeza (un poco tarde ya esto), no digo que sea un director perfecto ni mucho menos, pero al César lo que es del  César. Visualmente absolutamente nada que reprochar.

Y narrativamente la cosa, le digo señor Von Trier, empieza de maravilla. Quitando el chocante uso de Rammstein al principio (que finalmente puede interpretarse como una broma circular sin demasiada gracia), enseguida engancha al espectador. Considero estupenda la parte en la que vemos a Seligman, un brillante Stellan Skarsgard en uno de sus mejores papeles, y Joe (ya hablaremos más adelante de Charlotte Gainsbourg). Ambos se enfrentan en duelo velado, en el que no sabemos si podremos fiarnos de él, ni cómo reaccionará sobre lo que cuenta ella, de la que tampoco sabemos que es lo que le pasa por la cabeza mientras procede a su relato. También resultan siempre un soplo de aire fresco para el espectador, e incluso paréntesis divertidos, las divagaciones de Seligman.  Ahí, señor Von Trier, ha dado en el clavo. Respecto a los capítulos, aclarar que van de más a menos, y que los mejores se encuentran en la primera parte.

nymphomaniac-imagen-5

Todo el principio y el primer capítulo, resulta acertado y provocador, con Stacy Martin como una joven e irresistible Joe. Aunque ya empezamos a ver algo que será tónica habitual durante la obra, la extrema separación de los capítulos. Hay personajes que desaparecen y lugares que cambian sin aviso. La vida de está ninfómana está contada en capítulos claramente diferenciados, y como tal no incluye concesiones. Tampoco es un mayor problema. Así, este primer paso nos introduce de manera fluida hasta el segundo capítulo, en el que tendrá un mayor protagonismo un estupendo Shia LaBeouf. Puede que en su vida diaria sea un provocador y polémico (aunque no al estilo Von Trier, no se preocupe), y haya hecho de niñato en demasiadas películas, pero aquí demuestra que también sabe actuar. Ya en la saga Transformers o en Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal no desentonaba en lo que la actuación requería para en esos papeles (¿A que no se imaginaba que en un reseña sobre su obra alguien sacaría a coalición estas dos películas?). Eso sí, su personaje resulta desagradable, por lo que el pequeño giro de Joe no termina de entenderse demasiado bien.

Pero el capitulo sigue cumpliendo, en todo caso, con la idea de entrar en el espectador narrando una vida, y sirve como prologo para lo que serán los dos siguientes y mejores capítulos de todos los que forman el proyecto. El tercero, en el que destaca una Uma Thurman absolutamente brillante con su papel de Mrs H., puntal y no muy amplio, pero probablemente el más destacable de todos. Y es este segmento el más divertido, pero es una diversión envenenada. La situación a la que se enfrentan es deprimente e incluso humillante. De nuevo, señor Von Trier, juega con nosotros y nos pone una sonrisa en los labios para que luego nos preguntemos como nos podíamos reír. Y encima con la escena más brillante de las dos películas. Mire que tiene mala uva, ¿eh?. Luego de nuevo un cambio de tercio en el que asistimos a la enfermedad del padre de Joe, un renacido Christian Slater, que después de años haciendo basuras serie Z, consigue en sus manos una gran interpretación. Estéticamente esta parte es una gozada, y nos muestra una nueva cara del personaje protagonista, que resulta, a lo largo de toda la obra, terriblemente inhumano a la vez que empático.

nymphomaniac-part-1-01-01-2014-5-g

Con el quinto capítulo y su ingeniosa asociación musical (otro punto a destacar es la elección y uso de temas musicales) termina la primera parte, que por derecho propio se convierte en una de las mejores películas del ya pasado 2013, aún quedando completamente abierta. El segundo volumen recoge el testigo justo donde lo dejó la película anterior, y desde ahí nada que reprochar. Termina el capítulo cinco tal como acaba la otra, aunque aproveche para meter alguna escena en la que se marca un órdago al ridículo en el que uno no sabe si aplaudirle o sonreír disimuladamente. Ya en el capítulo seis, Joe “se vuelve” mayor, y Stacy Martin deja paso a Charlotte Gainsbourg en el papel. En este punto aclarar que, aunque siempre me ha parecido Gainsbourg una actriz magnífica, que aquí se encuentra a un gran nivel para no variar, Martin me parece que tiene una mayor naturalidad para expresar todo lo que Joe debería ser. En su mirada hay un desprecio hacia la humanidad que hiela el alma, así como una mayor sensualidad. Todo esto también lo saca Gainsbourg, pero resulta más difícil creer que ambas encarnan al mismo personaje. No es una crítica a la actuación, que como ya he dicho es muy buena.

Este capítulo seis es en el que sale a escena K., un Jamie Bell  misterioso y contenido, en un papel atractivo. Aunque tal vez se alarga demasiado, aún mantiene el nivel, como el séptimo, algo corto y que puede parece testimonial, pero significativo en el fondo. Aunque poco importa, porque aquí es donde le voy a dar un reproche, señor Von Trier. Ese capítulo final, con la asociación imposible con James Bond (¿es usted fan?, nunca lo habría dicho), empieza regular y termina fatal. La película se pierde en una trama criminal imposible, con un Willem Dafoe en lo que es prácticamente un cameo, en el que no solo se pierde la conexión empática con el espectador, si no que se lía y termina de la forma más abrupta e increíble posible, ya que el personaje de Mia Goth es un pegote sin más sentido que llevar la película donde la encontramos al principio. Aquí el espectador, que seguramente ya haya desconectado de la historia, espera que aún así haya un final digno, que mejore la impresión y que se quede en el cerebro por tiempo. Pero no. Significativamente es un final que podía hasta preverse, y de por sí, podría haber resultado brillante. Pero narrativamente no se que se le habrá cruzado por la cabeza, señor, pero lo que ha plasmado no pasa de sketch con ninguna gracia.

nymphomaniac

Y así me temo que se sale de la película, con la sensación de que ha visto una obra fallida ante ese desafortunado tramo final, que no es el que se merece. Por que formalmente estamos ante una obra brillante, y durante tres cuartas partes del film ante una exposición de las miserias humanas en las que usted juega con el espectador como quiere. Nunca queda claro si como narrador está en el lado de la película o de los personajes más moralistas de la obra. Seguramente no esté del lado de ninguno. En todo caso, quienes la vean el proyecto entero verán gran cine, aunque con un regusto bastante amargo en su final, y no por los motivos que se podían esperar (nada que ver con esa sensación que te dejaba Melancolía, una película que iba a más sin pausa). Una pena, podíamos estar ante su “Magnum Opus”, lo ha rozado, pero no ha sabido rematar. Aunque el viaje haya sido de lo más destacable.

PD: Muchachada Nui son unos visionarios. Si no lo creéis, comparad el minuto 2:25 del siguiente video con el principio de Nymphomaniac Vol. 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: