La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Marte (The Martian, 2015)

Marte_The_Martian-972637166-large

Reseña de Miguel Delgado

Ridley Scott suele trabajar desde hace unos años a un ritmo muy rápido, y viendo que sus últimos cuatro últimos trabajos los ha ido entregando al año, no parece que vaya a bajar, mucho menos pensar en una retirada. Si hablamos de calidad, la cosa no es tan positiva. Desde Prometheus (2012), polémica y fallida aunque nada despreciable como muchos han dicho, ha estado muy lejos de llegar a su mejor nivel. Y es que poco tienen que ver obras maestras como Alien (1979) y Gladiator (2000) con películas de un nivel tan flojo como El consejero (2013) o Exodus (2014). Sin embargo, incluso en estas sus peores obras, siempre ha habido alguna buena idea, una digna puesta escena al menos, por lo que no era cuestión de perder la esperanza demasiado rápido. Ahora tiene oportunidad de redimirse con un esperado Marte, la adaptación de la novela de Andy Weir El Marciano, su tercera incursión en la ciencia-ficción y con un reparto de campanillas, pero, ¿lo ha conseguido?

Si se quiere dar una respuesta rápida, esta sería un sí. Marte es la mejor película de Scott en los últimos años, ya que cuenta con varias ventajas que sus anteriores trabajos no tenían. A saber: la historia del astronauta Mark Watney que es dado por muerto y dejado solo en el planeta rojo, obligándole a vivir como sea, es divertida y directa. El guión de Drew Goddard va a lo que va sin perder frescura y fluidez, y como tal lo trata Scott (no como Exodus, en la que todo se sentía impostado por lo que “tenía” que pasar). Se respetan y agradecen los aportes de humor, que nunca se sale de la raya pero que distingue a la película de otras dentro del mismo género. En el terreno técnico la película también el irreprochable. Un magnífico diseño de producción se suma a una gran fotografía, imprescindible en su retrato de Marte. Ridley Scott dirige con habilidad, aportando la belleza justa sin perder el hilo de lo que cuenta.

images (5)

Aunque si uno quiere saber bien cómo es la película, lo verá reflejado en el trabajo del compositor Harry Gregson-Williams. Un muy buen trabajo musical, que se escucha de manera agradable, pero que suena casi siempre demasiado ligero, sin que llegue a calar en el oyente. Con la película pasa lo mismo. A pesar de verse con agrado y con interés, Marte no deja de ser una aventura demasiado simpática, con un aire feel good que acaba por afectar al conjunto. Y es que no hay sensación de lejanía ni de soledad en la odisea de Watney en ningún momento, algo que resulta bastante fallido si tenemos en cuenta el argumento de la propuesta. Matt Damon realiza un buen papel, dando vida y aportando carisma a un personaje al que el espectador nunca llega a conocer, más allá de su instinto de supervivencia. Con los demás personajes pasa lo mismo, resultando un talento aún más desaprovechado, contando con actores de la talla de Jessica Chastain, Kate Mara o Sean Bean en papeles nimios, y bastante tópicos (en la tripulación de la nave encontramos un “ruso”, un “Michael Peña”, etc…).

Nunca vemos una mirada de Watney pensando en su situación, un atisbo de miedo… Solo una sucesión de momentos de intento-fallo, intento-acierto, que resultan bastante interesantes para aquellos a los que le puedan gustar esos temas, pero en general la cinta parece un gran y carísimo video promocional de una NASA impoluta, capaz de conseguir cualquier cosa si se lo propone. Resultaría bastante extraño que aquellos no interesados en la astronáutica y la astronomía, o quienes le tengan tirria a la agencia espacial más famosa del mundo (que increíblemente no produce la cinta pese a lo que pueda parecer), encuentren en Marte una experiencia que cumpla sus expectativas. No hay más que ver la promoción de la cinta, toda ella enfocada a vender la misión de la película como si se tratase de una real de la NASA.

rs_560x415-150608110132-1024.the-martian.cm.6815_copy

Podemos decir entonces que nos encontramos ante una película de aventuras que funciona perfectamente como pasatiempo muy consciente de su limitación e interesante en su temática de supervivencia extrema. Pero estas propuestas no terminan de cuajar si en ellas no se siente autentica humanidad, si no llegamos realmente a empatizar con los personajes. SPOILER Después de una elipsis criminal, hay un momento, cuando está a punto de despegar en el cohete imposible en el que será rescatado, en el que Watney empieza a llorar de emoción al ver la posibilidad de ser salvado, pero esa angustia anterior que le lleva a explotar en ese momento jamás ha sido enseñado al espectador, por lo que el gesto no provoca nada. FIN DE SPOILER. Al final, uno se lo pasa tan bien viéndola como la olvida bastante rápido una vez ha abandonado la sala.

Anuncios

3 comentarios el “Marte (The Martian, 2015)

  1. Pingback: El desafío (The walk, 2015) | La película del día

  2. Pingback: El renacido (The revenant, 2015) | La película del día

  3. Pingback: Life -Vida- (2017) | La película del día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 octubre, 2015 por en Cine americano y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: