La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

Miles Ahead (2015)

Miles_Ahead_(film)

Reseña de Miguel Delgado

Don Cheadle es uno de esos actores que siempre ofrece calidad de sobra en sus interpretaciones. Puede que no cuente con el máximo nivel de prestigio en Hollywood, lo que hace que muchas veces le veamos en papeles más secundarios de lo esperado. Últimamente se ha afianzado como parte del reparto del Universo Cinematográfico de Marvel, un fichaje de lujo para la franquicia donde no brilla especialmente, por eso resulta agradable verle de protagonista de nuevo con un curioso proyecto. En Miles Ahead, Cheadle no solo encabeza el elenco, sino que debuta en la dirección en una cinta que también co-escribe y co-produce. Un proyecto independiente, personal y por lo tanto lleno de pasión por su parte. Pero, ¿se transmite a la pantalla?

Lo primero que cabe aclarar es que este biopic del legendario trompetista de jazz Miles Davis parte de un argumento libre, que buscaría transmitir una sensación de la conocida figura más que una crónica fidedigna de los sucesos que formaron parte de su vida. Un punto de vista que puede descolocar a los puristas del jazz pero que sin duda resulta de lo más interesante, sobre todo en la línea que pertenece al tiempo presente de la narración, en la que asistimos a unas 48 alocadas horas de un Miles Davis medio retirado. Las escenas que vemos no tuvieron lugar y muchos personajes jamás existieron, pero el ritmo ágil y un montaje jazzístico consiguen ambientar el personaje sin ningún problema.

Screen-Shot-2016-02-02-at-2.17.55-PM

Hay otra línea narrativa en la película, presentada a base de flashbacks y que sigue los patrones del biopic de manera más marcada. Aunque estos recuerdos están bien introducidos, acaban por ocupar demasiado espacio y reiterando lo que quieren contar, e interrumpen el ritmo del relato central. Por suerte, Cheadle demuestra una mano firme en su labor de director, diferenciando las dos líneas de tiempo hábilmente: la parte del pasado con un grano muy pronunciado, como si fuera un metraje salido directamente de la época en la que se basa; el presente, más limpio, cuadrando a la perfección en el conjunto.

Sin embargo, seguramente la implicación tan profunda del actor haya sido sobre todo para poder interpretar a Davis. En ese sentido no hay tacha, y en Miles Ahead consigue mimetizarse con el músico (o al menos, con las diferentes versiones que la película da de él). Nos mete en su piel y carga con la película. A su lado, Ewan McGregor ejerce de escudero de la función de manera encomiable, en un papel bastante más destacado que el de la otra cinta en la que le vimos este año, La venganza de Jane (2016).  El resto del reparto acompaña sin mayores alardes, relegando a algunos personajes a meros clichés, como el del magnífico Michael Stuhlbarg, totalmente desaprovechado.

miles-ahead

Miles Ahead nos muestra cómo el talento de Don Cheadle no se limita a la actuación, entregando un debut de lo más sólido. Podría haber sido aún mejor, limitando los flashbacks, arriesgando un poquito más, pero nos encontramos ante una película que vale la pena visionar, que sin duda disfrutarán los amantes de la música en general (y del jazz que no vayan con mentalidad purista). Esperemos que siga habiendo movimientos interesantes tras las cámaras por su parte. De momento ya se ha animado a dirigir algunos episodios de su propia serie House of Lies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 julio, 2016 por en Cine americano y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: