La película del día

Críticas de cine y cobertura de festivales

64º Festival de San Sebastián: Perlas (II)

img_23237Pese a que en nuestro primer artículo sobre el 64º Festival de San Sebastián afirmábamos que la sección Perlas la mayoría de las veces es un valor asegurado, es inevitable que a veces surjan decepciones con cintas que han sido muy bien valoradas en otros certámenes internacionales. Es lo que ocurre con las últimas ganadoras en Berlín y Cannes: Fuocoammare, de Gianfranco Rosi y I, Daniel Blake de Ken Loach, dos cintas cuyas aportaciones a un panorama cinematográfico plagado de temáticas humanitarias que tienden irremediablemente a repetirse es prácticamente inexistente, por lo que el impacto o la trascendencia que quieren provocar están dejando de ser tales.

En el caso de I, Daniel Blake, el octogenario Ken Loach y su inseparable guionista Paul Laverty comienzan su historia con un protagonista aquejado de una enfermedad cardíaca, que se verá envuelto en un sistema burocrático imposible para conseguir su subsidio por minusvalía, lo cual dará lugar a ciertas situaciones cómicas, y a otras mucho más dramáticas. Nada nuevo bajo el sol dentro de la filmografía del británico, que en lugar de dar una nueva mirada, va a lo fácil, a asentarse en lo que siente cómodo. Loach deja la película en manos del carisma del personaje de Daniel, defensor de los derechos de las clases obreras (cada vez más bajas) frente a las continuas dificultades a las que deben enfrentarse, lo cual le sirve al director para realizar una nueva crítica contra el Estado. Sus buenas intenciones (qué duda cabe de que las tiene, son ellas las que vana convertir al filme en el ganador del Premio del Público este año), no ocultan el vacío cinematográfico de un ejercicio de brocha gorda, de exhibición de su maniqueísmo y conservadurismo, consiguiendo que un discurso que funciona por sí solo se desinfle hasta quedar en una torpe caricatura.

img_23236En 2013, Gianfranco Rosi consiguió el León de Oro por Sacro GRA, primera vez que un documental obtenía el premio más importante del Festival de Venecia. Este año el director volvía a alzarse con un galardón principal, esta vez el Oso de Oro en Berlín, con Fuococammare (Fuego en el mar), desarrollada en Lampedusa, isla italiana en la que, por su situación, más cercana a África que a Sicilia, se produce un desembarco masivo de inmigrantes ilegales que ven en ese espacio de tierra la puerta de acceso a Europa para huir de los conflictos armados en sus países. De manera parecida a como lo hacía desde la ficción Jonas Carpignano al comienzo de Mediterránea (2015), Rosi habla de la imposible travesía de estos hombres, mujeres y niños a través del supuesto realismo documental, introduciendo la cámara en momentos tan “privados” como los de los desembarcos por parte de las autoridades de los refugiados, muchos de los cuales en condiciones de salud muy precarias (eso si consiguen sobrevivir). Pero el director establece una narración paralela, la de los habitantes de la isla, que conviven día a día con esta realidad sin que parezcan ser conscientes de ello. A través de Samuel, un niño normal que crece en libertad en ese lugar, vemos pasar el tiempo, cambiar las estaciones, pero la situación para aquellos que arriesgan su vida en el mar sigue siendo la misma. Rosi realiza un filme sobrio, sin necesidad de subrayados, y de apariencia naturalista (a pesar de su presumible trabajo de construcción), pero como afirmábamos al principio del texto, la obsesiva reiteración de temáticas sociales (similares o incluso iguales, como es el caso de la cinta del pasado año Lampedusa in Winter del austriaco Jakob Borssman), que se traduce también a las formas estéticas, conduce al cierto hastío o indiferencia.

La familia, bien, gracias: Sieranevada

img_23244Si uno lee el argumento de Sieranevada, de Cristi Puiu, figura capital de la nueva ola de cine rumano, una reunión familiar para honrar la memoria del padre, fallecido recientemente, puede pensar inmediatamente que se va a encontrar ante un filme de revelaciones inesperadas y funestas consecuencias a lo Celebración (1998) de Thomas Vinterberg. Sin embargo, nada turbio más allá de las ordinarias circunstancias del día a día va aparecer en un almuerzo habitual dentro de una gran familia, algo excéntrica, pero no más que cualquiera otra. Sieranevada es un filme sin principio o final, ni discurso aparente, y frente a dos construcciones tan forzadas como la Rosi o sobre todo la de Loach, se manifiesta como una de las películas más humanas de todo el Zinemaldia.

Presentada en la Sección Oficial del pasado Cannes, Puiu desarrolla casi todo el relato dentro de una pequeña casa de puertas cerradas y estancias opresivas, haciendo gala de su habilidad para rodar en en espacios cerrados larguísimas tomas sin apenas cortes de montaje, por lo que se establece en ellas una coreografía de aspecto naturalista. La divagaciones de los personajes (encarnados por un inspiradísimo reparto) y los continuos impedimentos para poder sentarse a la mesa a disfrutar de la comida provocan momentos muy divertidos, lo cual no quiere decir que Puiu eluda de forma ligera la situación actual de Rumanía (y del mundo, en general): al contrario, lo muestra a través del enfrentamiento entre los más mayores (es decir, del comunismo) con los jóvenes (el capitalismo y el tradicionalismo); pero su falta de ambición aleccionadora es precisamente donde reside la frescura de una cinta inmensa, no solo en su extensa duración, sino en todos sus matices.

 

Un comentario el “64º Festival de San Sebastián: Perlas (II)

  1. Pingback: Yo, Daniel Blake (I, Daniel Blake, 2016) | La película del día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 septiembre, 2016 por en 64 Zinemaldia y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: